31 may. 2009

Controversia Nuclear

El pasado 28 de Mayo el periódico The New York Times publicaba este artículo. En él se hace una puesta al día del estado del nuevo reactor que se está construyendo en la central nuclear de la isla finladesa de Olkiluoto.  Dicho reactor que construye AREVA se está considerando cada vez más como la demostración de las virtudes o defectos de la nueva generación de reactores. Si bien algunos lo consideran como el pistoletazo de salida de una fructífera era nuclear, los problemas que han surgido por el camino, lejos de resolverse, se van agudizando. Comenta el artículo que el presupuesto ha aumentado ya en más de un 50% del inicialmente considerado, y el plazo de la entrada en funcionamiento (inicialmente en verano) se ha cancelado, quedando esta fecha indefinida por el momento. Como curiosidad, comenta además que los estados de Florida y Georgia (EEUU) han puesto en marcha una tasa (incluida en la tarifa eléctrica) orientada a empezar a financiar centrales nucleares futuras.

Esta noticia coincide con la publicación del informe "Un Nuevo Modelo Energético para España" por la Fundación Ideas del PSOE, que defiende un mix de generación 100% renovable, el derecho de los ciudadanos a ser productores de eneregías renovables y el cumplimiento del calendario de cierre de centrales nucleares por fin de vida útil, con especial hincapié en la central de Garoña.

21 may. 2009

Reciclaje


Hace un par de meses salió a la luz un estudio de Eurostat (oficina estadística de la Union Europea) sobre "Enegía, Transporte y Medio Ambiente". Dentro de los temas de estudio se comparaba los hábitos de reciclaje de los europeos (páginas 136-148). Los españoles, la verdad, es que no salimos demasiado bien parados. No se llega al 14% de reciclaje de residuos, y eso que en teoría el 95% de los españoles asegura separar los residuos (datos de la OCU del 2008) de donde se pude deducir (si nadie miente) que no se sabe demasiado bien qué hay que tirar en cada contenedor. Quizás por eso Ayuntamientos como el de Madrid han anunciado que multarán a las comunidades de vecinos que no separen y reciclen correctamente. La medida ha causado cierto revuelo ya que muchos nos preguntamos, entre otras cosas, cómo va a ser llevada a cabo. Es cierto que existen precedentes en otros países, por ejemplo Alemania. Allí, efectivamente hay unos "agentes de la basura" que comprueban periódicamente si se recicla correctamente en cada comunidad, pero también es cierto que allí prácticamente todas las comunidades de vecinos tienen contenedores comunes, cosa que en Madrid no sucede en todos los barrios. Lo cierto es que la medida lleva en vigor varios meses y de momento nadie se ha quejado de que le hayan puesto una multa por no reciclar. De todas maneras, dejando a parte temas logísticos, y dado que el problema principal del reciclaje en las ciudades actualmente es el desconocimiento y la pereza de los ciudadanos, la publicidad que una medida como esta puede dar al reciclado quizás ayude a que todos nos sintamos más conscientes de nuestros deberes cívicos, aunque las iniciativas principales debería seguir orientadas a la educación y concienciamiento tanto en temas de separación y reciclaje de residuos, como en modos de generar menos basuras.

11 may. 2009

El salar de Uyuni



Aunque la noticia ya apareció hace algunas semanas en los periódicos, se recoge aquí un extracto traducido del New York Times donde se presenta el salar de Uyuni o como ya ha sido apodado “la batería del mundo”. Será interesante ver cómo evolucionan esté hermoso y gigantesco desierto de sal donde se concentran las mayores reservas de litio del mundo para ver si la zona se convierte, como ya han pronosticado algunos, en el próximo Oriente Medio o es posible (al menos por una vez) un desarrollo sostenible y un uso racional de unos recursos que por valiosos no dejan de ser limitados.

En la carrera hacia la próxima generación de coches híbridos o eléctricos, el gobierno boliviano se enfrenta tanto a los fabricantes de coches como a los gobiernos que buscan disminuir su dependencia de petróleo extranjero: casi la mitad de las reservas mundiales de litio, el mineral necesario para las baterías de automóvil, se encuentra en Bolivia, un país que puede no estar dispuesto a entregarlo tan fácilmente.

Compañías japonesas y europeas están ocupadas tratando de abrir el grifo del litio, pero un sentimiento nacionalista sobre el litio se está construyendo rápidamente en el gobierno del presidente Evo Morales, crítico con el gobierno de Estados Unidos y que ya ha nacionalizado el petróleo y el gas natural bolivianos. Por ahora, el gobierno habla de controlar el litio y mantener a los extranjeros a raya. Además, en el cóctel también están presentes grupos indígenas que habitan en el desierto de sal donde se encuentra el mineral y exigen una parte de la posible recompensa…

… La demanda de litio, durante mucho tiempo usado en pequeñas cantidades en medicamentos y armas termonucleares, ha aumentado enormemente a medida que los fabricantes de baterías para BlackBerrys y otros aparatos electrónicos utilizaban este mineral. Pero la industria del automóvil posee el mayor potencial para aumentar la demanda de litio. Debido a que pesa menos que el Níquel, también usado en baterías, permitirá a los coches eléctricos almacenar más energía y en consecuencia aumentar su autonomía.

La Inspección Geológica de Estados Unidos predice en 5.4 millones de toneladas el litio que podría ser potencialmente extraído en Bolivia, comparado con 3 millones en Chile, 1.1 millones en China y apenas 410.000 toneladas en los Estados Unidos. Geólogos independientes afirman que Bolivia puede tener más litio sólo en Uyuni que en el resto de los desiertos salados. Sin embargo, las altas altitudes y la calidad de las reservas podrían dificultar enormemente el acceso al mineral. Aunque las estimaciones tienen un amplio grado de incertidumbre, algunos geólogos afirman que los fabricantes de coches eléctricos podrían basarse en las reservas del salar de Uyuni durante las próximas décadas...

2 may. 2009

Dia de la Tierra 2009, Madrid





Tal y como anunciamos en nuestra última entrada, el pasado sábado se celebró en Madrid una manifestación para, con motivo del Día de la Tierra (que fue tres días antes, el 22 de Abril), recordar a los poderes públicos que el deterioro inexorable del medio ambiente no entiende de crisis financieras y que, en lugar de tratar de parchear el sistema económico y energético para que pueda seguir funcionando como hasta ahora, deberían aprovechar la situación para replantear las cosas desde el principio y reformar el modelo a fondo, tratando de superar al mismo tiempo la crisis económica y la ecológica. Y tal como anunciábamos también, El Observatorio estuvo allí…

La manifestación fue convocada por un numeroso grupo de organizaciones de todo tipo, incluyendo grupos ecologistas, grupos de vecinos, plataformas ciudadanas y sindicatos. En general, podría decirse que la convocatoria reunió a todas las organizaciones de la izquierda social de Madrid cercanas, bien por temática o bien por sensibilidad, a la problemática del Cambio Climático y sus efectos. En la reivindicación relativamente reciente y desprovista de hitos que es el ecologismo estructural -que va más allá del simple conservacionismo para reclamar la sostenibilidad global del modelo social y económico- el Día de la Tierra, considerado por muchos el aniversario del ecologismo moderno, viene tomándose ya desde hace varios años como fecha de reunión.

El manifiesto de la convocatoria, leído al final de la manifestación por Pepe Viyuela y Soledad Mallol, hacía hincapié en la importancia de la Cumbre de Copenhague, que tendrá lugar a finales de este año, y en la que se decidirá la política internacional que debe suceder al Protocolo de Kioto, y solicitaba al Gobierno español -que asumirá además la Presidencia de la UE inmediatamente después de la Cumbre- un compromiso claro por la lucha contra el Cambio Climático, que abogue por continuar y profundizar las políticas de reducción de emisiones de la UE sin permitir que la situación de crisis sea aprovechada para abandonarlas o vaciarlas de contenido.

Desde El Observatorio elegimos transmitir un mensaje centrado en la línea argumental de El Observatorio Mediático: más allá de la información simplista, interesada y a menudo directamente manipulada que puede encontrarse en los principales medios de comunicación, hay una realidad objetiva que puede descubrirse sin más que tomarse el trabajo de ir más allá e investigar un poco. Para ello elaboramos tres paneles contrastando declaraciones de nuestros dirigentes políticos con datos concretos e información contrastada.















El balance final de la manifestación no es bueno. Incluso siendo muy generosos, no se puede decir que alcanzara los dos millares de asistentes. Teniendo en cuenta que se trata de una ciudad del tamaño de Madrid, y que había entre los convocantes organizaciones de gran peso dentro de la estructura organizativa regional (como Greenpeace o Ecologistas en Acción, por no mencionar la CECU o los sindicatos), una cifra de 2000 asistentes significa que la asistencia se limitó principalmente a los propios militantes de las organizaciones convocantes o específicamente ecologistas, sin llegar siquiera a movilizar a los militantes o simpatizantes de organizaciones progresistas generales. Y si no se movilizó la izquierda sociológica, que garantiza los diez o veinte mil asistentes en manifestaciones consideradas “importantes” (como las de la sanidad, educación, etc.), significa que la fecha pasó completamente desapercibida para la ciudadanía en general...

Da la impresión de que por un motivo o por otro, el Cambio Climático y la insostenibilidad general de nuestro modo de vida siguen siendo considerados por la mayoría de la sociedad, incluso entre sus círculos más activos y reivindicativos, como un problema de importancia secundaria -en el mejor de los casos- y que debe esperar a solucionar otros más acuciantes, como la crisis. El problema, como se decía al principio, es que la Tierra tiene su propio calendario, y cuando el Cambio Climático alcance proporciones que lo conviertan en una preocupación inmediata, será tarde para hacer nada.