17 oct. 2009

De crucero por el Ártico

El pasado viernes varios medios publicaban las conclusiones de una reciente investigación llevada a cabo por Peter Wadhams, del Polar Ocean Physics Group de la Universidad de Cambridge, con el objetivo de estudiar la evolución del hielo en el Ártico bajo el escenario actual de cambio climático.
En este caso, las cifras indican que son 20 los años que quedan de hielo perpetuo en este océano, una cifra sensiblemente inferior a estudios anteriores.
Como consecuencia de este deshielo, se abrirían nuevas rutas marítimas sobre un océano convertido en granizado, así como nuevas brechas por donde se liberaría el metano confinado en el fondo, como ya hemos comentado en este blog. Asimismo se experimentaría un ascenso en el nivel del mar y una perturbación en el ciclo térmico del globo (mediante las corrientes marinas) cuyas repercusiones siguen sin estar cuantificadas.
Se siguen conformando las piezas de este (cada vez más) complicado puzzle, mientras el tiempo pasa y esperamos expectantes la Cumbre del Clima en Copenhague.